“USTED TIENE BONITA VOZ, PODRÍA TRABAJAR EN LOCUCIÓN”

“USTED TIENE BONITA VOZ, PODRÍA TRABAJAR EN LOCUCION”. 
Esta frase que oyen muchas personas en su círculo social o laboral puede ser el inicio de una vida llena de frustración. Es como si nos dijeran: “USTED TIENE LINDOS PINCELES Y COLORES, PODRÍA SER UN GRAN PINTOR”. La voz, al igual que los colores y pinceles son solo instrumentos con los cuales un artista de la voz, o del lienzo, desarrolla su trabajo. Se requiere mucho más que una voz sonora y de timbre agradable, para convertirse en locutor profesional. El consejo más racional para una persona con voz agradable sería “Usted tiene bonita voz, podría tomar clases para aprender a usarla y empezar una carrera en locución”. Para el locutor empírico, resulta muy difícil tener una carrera exitosa en la locución. Quizá, a través de la imitación, aprenda a manejar curvas melódicas y matices, pero si no aprende el arte de la interpretación, no podrá proyectar sus mensajes con la efectividad con la que lo hace un auténtico locutor profesional que ha estudiado actuación, técnica vocal, paralingüística, etc. Así como un gran actor genera credibilidad, despierta emociones, genera sensaciones y causa reacciones, un locutor debe también ser convincente, motivar a su audiencia, emocionarla, seducirla.

René Figueroa

Síguenos y comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *